domingo, 12 de febrero de 2017

RESTAURACIÓN DE UN ARCÓN ANTIGUO

Hoy tengo un trabajo que hice hace tiempo, Es un arcón de madera de pino y está en muy mal estado.
Estos arcones se utilizaban en los pueblos para guardar la ollas con las piezas de la matanza es por ello que el interior está lleno de grasa.



La tapa se encuentra suelta, tiene un sistema antiguo de argollas que antiguamente iban remachadas de herrero.




Como se puede apreciar el arcón tiene un ataque de carcoma muy fuerte, y aunque el bicho ya no esta activo le realizo un tratamiento preventivo de la carcoma.



después opto por inyectarle paraloid B72 , son unos gránulos que yo los disuelvo en disolvente universal, y el líquido resultante se va inyectando en la madera en distintas proporciones, logrando así que la madera se consolide. Es decir donde la madera está pocha vuelve a estar sólida.


Estos son los gránulos de Paraloid B72, lo consiguo en Manuel Riesgo en Madrid.



En esta imagen se muestra el arcón por su parte trasera, y se ve como asoman esas puntas de hierro, son las bisagras de argolla, que luego con ayuda de mi marido clavaré y remacharé por dentro del arcón. Logrando así  que quede fija la tapa al cuerpo del arcón.


Comienzo a lijar, y me gusta como se luce la veta de la madera.






La tapa del arcón totalmente lijada,


Partiendo de un madero de un palet y un tablón, iré realizando las piezas del arcón que no tiene.


Doy un poco de corte redondeado a palo de palet, pues con el conseguiré hacer las patas del arcón.


En esta foto se ven las dos patas, que le hago y el arcón se ve esta tumbado, lo pongo encima de las patas, las centro y atornillo desde dentro, logrando así fijar las patas al arcón.


Una vez ya tengo fijadas las patas, presento el tablón sobre ellas, con este lograré hacer un faldón como tenían antiguamente los arcones.


Hago un cajeado al tablón para que las patas queden encastradas en el.


Con un bote de pintura que se ve en la foto, le utilizo de molde para ir marcando redondeles, y dar así un poco de forma al tablón-fladón.


Vista de como quedan las patas y el faldón decorativo.


Con herrajes de desguaces que son antiguos, le ponemos un asa tirador, y unas bisagras decorativas, ya que las bisagras funcionales son las de argolla



Veo que los laterales del arcón están un poco desangelados por lo que opto por hacerles un faldón decorativo como el frente.



Vista de la parte superior del arcón, se ven como quedan las bisagras antiguas, que hacen función decorativa, Están clavadas con esos clavos antiguos y remachados por dentro.



Imagen del interior donde se ve el sistema de bisagras antiguas, son como argollas y van remachadas por dentro. Se ve las patas de la bisagra como están abiertas y clavadas en la madera.


El acabado que le doy a la madera es una hidratación con aceite de linaza y aguarrás al 50%. Y finalizo con una pasada de cera incolora a todo el, quedando un tacto de madera muy suave.




El interior se forró con papel, ya que para guardar manteles, parecía lo mas apropiado.


Detalle del interior de la tapa,  de como va remachado el agarrador de la misma.






El arcón una vez terminado y colocado en su sitio. El yugo que está encima del arcón se le colocaron unas herraduras a las cuales se las soldó un clavo y van clavadas, en la madera del yugo. Hace las veces de un perchero.

sábado, 4 de febrero de 2017

Vela Reciclada para S.Valentín



En este post de hoy, no se si llegaré a tiempo, quiero participar por primera vez, en un reto que organiza Facilísimo. RETO ME GUSTA RECICLAR S.VALENTIN.

Las ideas van surgiendo sobre la marcha, tengo en el taller unos trozos de tablas de palet y una lata de cerveza.¿ Con esto que sacaré?.
 Pues seguirme los pasos y os enseño.






Ya se sabe que la madera de los palet, esta muy aspera, por ello recurro a lijar con la amoladora y un disco de lija.


En la foto se aprecia como queda la madera una vez lijada, queda muy suave y limpita.


Con un papel dibujo un corazón, a modo de plantilla que translado al primer trozo de madera.


Con una broca de madera taladro el corazón, para luego poder empezar a cortar el interior y así pueda entrar la hoja de la sierra de calar.



Tengo que decir que a la sierra de calar la coloco una hoja especial para corte curvos. Así puedo cortar el interior del corazón con mayor precisión.


Con la escofina para metales lijo, la rebaba del corte. Luego le daré con la lija de grano 180 a mano para que quede mucho mas pulida la madera.



En un principio todas la madera era del mismo tamaño, por lo que dibujo a modo de plantilla, con la primera madera a la que hice el vaciado del corazón. Así me garantizo que todos los corazones me quedarán en el mismo sitio.


Con la mini herramienta, y un disco de pulir, voy dando al interior del corazón.


Como me quedaba una vela muy grande, opto por cortar dos de los laterales, por lo que trazo la lineas con la escuadra y corto a ambos lados, quedando el corazón centrado.


Al ser trozos muy pequeños,los fijo con el sargento al banco de trabajo y corto con la sierra de calar, con una hoja de corte normal.


Con unos gatos de inglete comienzo a unir las partes de la vela. Siempre las zonas de unión las araño con un cúter, logrando así mayor adherencia.



Refuerzo las uniones poniendo unos clavos.


En esta foto vemos la base de la vela, la corto un trozo de madera que va encajado y pegado con cola de carpintero. 


Como se aprecia en la foto, la base de la vela no va totalmente encajada, sobresale un poco, para dar un poco de realce. Me parece que dentro de lo rustico, le estiliza un poco.


Llegó el turno a la lata de cerveza, la corto con la sierra de hierro, manual.


Logro sacar un pliego, por cierto es un material que se trabaja muy bien, pero recomiendo ponerse guantes pues al principio puede cortar.


Con una tijeras fuertes, corto el metal.



Los corazones de chapa los quiero poner en las esquinas de la vela, por ello lo presento y con una punta inicio los agujeros en los que luego pondré los mini clavos.


En esta foto vemos como son los clavos y como quedan puestos.



Paso la escofina de metales y la lija y puedo garantizar que queda muy suave, perfectamente integrado en la madera.


Para teñir la madera uso el macerado de vinagre de vino con lana de acero. Me encanta el color que adquiere la madera.


Según doy el macerado va cambiando el color inmediatamente. Tengo que decir que es un macerado muy concentrado y de mucho tiempo.


Como acabado final le doy cera incolora a toda la madera.


El interior del corazón le pinto de color rojo ingles.


Lista para comenzar la velada romántica.








Espero que os guste


Feliz S. Valentín para todo el mundo, se esté o no enamorado de una pareja, lo importante es estar enamorado de la vida.