martes, 24 de mayo de 2016

ACABADO SOBRE AZULEJOS.


 En este trabajo, muestro el cambio de aspecto de unos azulejos.
Al pasar a ser un salón comedor los azulejos no quedaban bien, por lo que se optó por hacerles un cambio, sin tener que recurrir a obras.



 Detrás de la tele, se hacen unas rozas para cambiar el emplazamiento de los enchufes a la parte de abajo, menos visibles estéticamente.



Una vez las cajas de los cables están en su sitio, se cubren las rozas con yeso.




Aspecto de los azulejos. La ventana del fondo era de pvc blanco. Pero opto por forrarla con una jamba de madera.



 El pvc blanco.




Detalle de como queda la jamba tapando el pvc blanco.




 Primeramente sobre los azulejos bien limpios, desengrasados y bien secos.
Se aplica una resina de agarre. que es la que muestro en la foto.


La resina de agarre se aplica con brocha y hay que esperar como una hora, hasta el punto que está mordiente. Lo que hace es que al no ser poroso el azulejo, permite que la pasta que daremos posteriormente no se desprenda.



Este es el aspecto azulado que van tomando los azulejos, tras dar el producto.







La pasta que aplico es esta, la utilizan en la construcción para pegar los azulejos.

 
 La pasta la comienzo a dar con una paleta, pretendiendo me queden los trazos.









 Aspecto que queda la pasta, aplicada sobre los azulejos.









 Una vez seca la pasta dada, se le da dos manos de pintura plástica blanca y mate. Una mano en horizontal y otra en vertical.
















Una vez la pintura plástica seca, se aplica con esponja dando diferentes pasadas esta pintura con base a la cera.



Aspecto, del acabado. Bajo mi punto de vista es mucho más cálido y acogedor que la frialdad del azulejo.











 La zona donde separa la parte que es cocina, se conservaron los azulejos y puse un junquillo de madera a modo de separación.


viernes, 20 de mayo de 2016

PUERTA PARA EL RATON PEREZ.

(CON TODO EL CARIÑO DEL MUNDO DEDICADO A MI HIJA).  Ante la próxima caída del primer diente de mi niña, y con tanta ilusión que tienen por el ratoncito. Me decido para hacerla su puerta del ratón, tan de moda como veo están ahora.
Con unas triste maderitas que tengo por el taller, empiezo a pensar como diseñar la puerta.






Añadir leyenda

 Hay puertas que van pegadas en la pared, pero a mi no me gusta estropear las paredes por lo que trazo, la forma del rodapie, ya que la puerta irá apoyada al mismo.

Con los gatos de escuadra, las saco perfectamente.

 Fijo unas bisagras pequeñetas, ya que la puerta se puede abrir y cerrar.
 Con restos de cajas de frutas hago los cuarterones de la puerta, (aun se aprecia hasta los dibujos de las uvas)
 Con restos de tela de arpillera, preparo lo que será el cesto donde mi hija deje el diente, para que lo recoja el raton Perez.
 Un trozo de la carcasa de esos huevos de chocolate, y un sucedáneo del Arkil.
 La foto lo explica mejor que yo.
 Cuando se seca recorto el sobrante y ya tiene su cesta para el diente.



 La emoción, de mi hija por pintar su puerta.


 El interior utilizo papeles.



 Retoco un poco la pintura. Le fijo un cartel con una transferencia del nombre. El picaporte es un tornillo al que que doy cola y forro con pasta de papel . cuando está seco le pinto de color oro.
 En el interior mi hija recorto la silueta del ratón y lo pego. El cesto que hice con tela de arpillera donde dejará su diente.
 En la puerta fijé un plano de todos los diente, colmillos y muelas que se la tienen que caer.
Cuando llegue el momento pintará de color el diente que se caiga y pondrá la fecha .
 En los laterales pongo, decoupage con servilletas y papel de arroz que tenía de otras batallas.
 Ella dibujó ya su historia con el ratón, como se imagina ella que será.
(Que preciosa la ingenuidad, disfruto de ella cada segundo)
En la parte superior del ratón puse unos banderines, y con una pinza pequeñita, para que pueda dejar los mensajes a su amigo el ratón Pérez.