jueves, 2 de marzo de 2017

Restauración de un antiguo utensilio llamado tajuela


Hoy en esta entrada, quiero enseñaros la restauración de este artilugio. Os cuento se trata de un rodillero, hace muchos años, cuando no había agua corriente en las casas y había la necesidad de ir a lavar la ropa al río, se utilizaba este utensilio.
El rodillero o también llamado tajuela era el complemento del tajo, y   donde la ropa se restregaba.
El rodillero como su propio nombre indica era para ponerse de rodillas y  apoyar en el, el tajo.

En el post explico los pasos y materiales que uso para su restauración. Quedando este objeto con otra funcionalidad decorativa.








Aquí en la foto se aprecia la pieza, que está en la posición correcta, para arrodillarse y apoyar el tajo y poder así lavar la ropa en el río.

Como se puede apreciar la pieza es de madera de muy mala calidad, y se encuentra muy carcomida.


Le doy a la madera una buena lijada y seguidamente un tratamiento contra la carcoma, y cerrada en bolsas de plástico durante un mes.


Como la madera se encuentra, poco sólida debido al ataque xilofago opto por inyectar endurecedor Paraloid b72 en distintas proporciones, logrando con ello mayor dureza en la madera.


El Paraloid b72, se empieza inyectando en una proporción de poca concentración, con esto conseguimos ir consolidando la madera de dentro hacia fuera.


La madera fue teñida con nogalina.




Aquí no se aprecia bien pero, las faltas de la madera una vez de dio el endurecedor, se emplastece con masilla de madera color nogal.

En esta foto, vemos una de las esquinas del rodillero, que se recompone con masilla de madera, recordamos como en fotos anteriores estaba atacada por carcoma, con la madera muy debilitada,  después de inyectar el endurecedor, procedo a emplastecer con masilla de madera color nogal.


En esta foto es de la otra esquina y vemos como lo emplastecido una vez lijado queda, solidificada la madera.


Aquí tiño la madera y los emplastes con nogalina.


Una vez teñida toda la pieza, la bruño con estropajo de esparto, seguidamente le aplico una lijera mano de gomalaca a muñequilla, para finalizar el proceso a toda la pieza con una mano de cera color nogal.



Con esta pieza, quiero conseguir un estante para lucir pucheros antiguos de barro, y para que estos resalte, el fondo lo froto con cera de vela, para posteriormente pintar con pintura acrílica color blanco y después froto con lana de acero, logrando un desgastado.


Detalle de una de las esquinas ya terminada, recordar como se encontraba la madera.


Detalle de la otra esquina una vez finalizada.


Estante una vez terminado.



Deseo que les guste el resultado de esta restauración.
Agradezco los comentarios para seguir ayudándome a crear y restaurar.


En esta foto vemos como queda el rodillero colgado en la pared, para lucir utensilios  de barro antiguos.

11 comentarios:

  1. Me encanta el tutorial, has hecho un gran trabajo de recuperación!! Lo has dejado precioso artista.
    Besotes R&I🗝

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elena, me encanta que te guste un honor para mi, viniendo de ti. Un beso guapa.

      Eliminar
    2. ¡¡Eres única Ana Belen¡¡¡es un trabajo artesanal de 10¡¡¡Impecable ¡¡me encanta ¡Yo tambien tengo una pero la pinté con colores y perdió su esencia¡

      Eliminar
    3. Muchisimas gracias por tu comentario Mariespe, a mi me sacas tu los colores, jajaj un abrazo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo trabajo Ana Belén, lo has dejado genial, me encanta que lo hayas dejado como eran antiguamente, yo también tengo algunas de estas piezas en el pueblo y me gustan tal como son de madera, restaurándolas para que luzcan más bonitas pero sin que pierdan el aire vintage.
    Gracias por el tuto y por compartirlo .
    Un besazo guapa y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Consuelo, eres un sol, me comentas en todos los sitios.
      La verdad que todas estas piezas tienen mas encanto conservando su esencia. Aunque ya verás lo que estoy haciendo con unas sillas, mi padre dice que estan "jodidas"" jajaaja!! pero a mi me gustan, les cambio el aire tan clasico dando una veladuras blanquecina. Ya las publicaré.

      Eliminar
  4. Que restauración tan completa, hasta le has tenido que aplicar endurecedor... Que vida mas dura la de nuestras abuelas o bisabuelas, verdad? para lavar la ropa, con agua fria del rio. Por cierto, en Extramadura a la tabla de lavar, se le llama batea ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jose eres otro sol, me comentas todos los trabajos y además me concediste el premio liebter. Muchas gracias por tu comentario.
      Respecto a esta restauración si he tenido mucha tarea. Y de nuestras abuelas que decir, que tiempos mas duros. Mi abuela me comentó que a veces tenian que romper el hielo con una piedra, ufff imaginate esas manos que frio. Que valientes eran!!!

      Eliminar
  5. Me gusta mucho la idea de la utilidad que le has dado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Enara, me alegra verte por aquí. Un honor para mí.

      Eliminar